19/5/14

BANTAM F.K. 23

Pocas veces he tenido ocasión de ver en vivo, a uno de los antiguos aviones, de los cientos que he ido subiendo a lo largo de tantas y tantas entradas explicando sus características o curiosidades. Aprovechando el viaje a Amsterdam, del que os he mostrado fotos en la entrada anterior, y aprovechando también la visita obligada y recomendable al enorme Rijksmuseum, no podía por menos que mostraros las fotos de este bien conservado avión de 1917, y que allí exponen en su planta tercera.
El Bantam F.K.23 expuesto en el Rijksmuseum de Amsterdam 

Pero como no, habrá que saber un poco acerca de este elegante biplano.
Cuando Frederick Koolhoven dejó Armstrong Whitworth en 1917, el primer proyecto para su nueva empresa la British Aerial Transport Co. Ltd (B.A.T.) fue el monoplaza de caza F.K.22. Se trataba de un biplano de dos secciones construido en madera, con fuselaje monocoque; el F.K.22 había de ser accionado por un A.B.C. Mosquito radial de 120 hp, pero tras el fracaso de este motor se instaló un A.B.C. Wasp I, de 170 hp, en el primero y tercero de un total previsto de seis ejemplares para desarrollar. El segundo aparato, equipado con Gnome Monosoupape rotativo de 100 hp fue el primero que voló y llevó a cabo pruebas de desarrollo en Martlesham Health, en enero de 1918. Posteriormente el motor fue sustituido por un rotativo Le Rhône 9j de 110 hp.
Los otros tres aviones encargados en el contrato de desarrollo inicial fueron construidos con la designación F.K. 23 Bantam I.


Un B.A.T. F.K.22 en el campo de pruebas de Martleshman
Health. Concebido como un caza, su largo periodo de desarrollo
y la reducción de las fuerzas de la RAF al finalizar la guerra
lo hicieron desaparecer.
El segundo prototipo F.K.22 sería conocido como Bantam II. El prototipo conocido como Bantam I conservaba la estructura básica de madera, pero sus dimensiones eran más reducidas; la envergadura se redujo de 7,52 a 6,10 m y la longitud de 6,30 a 5,61 m. Para impulsar al Bantam I fue seleccionado el motor A.B.C. Wasp, y las pruebas de vuelo comenzaron en mayo de 1918. También quedaron listos dos nuevos prototipos, algo mayores y con un diseño modificado; siguieron a estos los últimos nueve de un lote de 12 aparatos. El primero voló el 26 de julio de 1918 en el Royal Aircraft Establishment de Farnborough. Un ejemplar fue enviado oara su valoración a Villacoublay, en Francia, y otro a Wright Field, en EE UU. Al último le fue asignado el número de proyecto P.167 de EE UU, y fue colocado temporalmente en un almacén el 30 de septiembre de 1922.
Los Bantam de producción incorporaron algunos cambios en el diseño, sobre todo para eliminar las deficientes características en barrena que presentaban los prototipos. Se aumentaron la envergadura del ala y estabilizadores, se redujo la deriva y aumentó la superficie del timón de dirección. Los continuos problemas con el motor y la reducción de la Royal Air Force al final de la guerra, fueron los principales factores que afectaron al futuro del Bantam, si bien se intentó resolver el primero de ellos, equipando el último ejemplar de producción con un A.B.C. Wasp II de 200 hp. Tras el cierre de la B.A.T., Koolhoven adquirió este avión y lo llevó a Holanda, donde se le cambió el motor; esta vez se optó por un Armstrong Siddeley Lynx radial de 200 hp.


Quinto ejemplar F.K.23 de producción, utilizado como avión
civil en competiciones. El número 5 identifica el avión como el
K-155, posteriormente G-EAFN
En el registro civil británico aparecieron varios ejemplares, entre ellos uno pilotado, en una competición celebrada el 21 de junio de 1919, por el piloto de pruebas de la B.A.T., el mayor Cristopher Draper. Este aparato se caracterizaba por un plano inferior cortado a la mitad de su longitud original y un plano superior sostenido por montantes inclinados.

Especificaciones técnicas
B.A.T. F.K.23 Bantam
Tipo: monoplaza de caza
Planta motriz: un motor A.B.C. radial Wasp I de 170 hp
Prestaciones: velocidad máxima 206 km/h, a 1980m; tiempo de ascensión inicial a 1980m 5 min. 10 seg.; autonomía 2h 30 min.
Pesos: vacío 378 kg; máximo en despegue 599 kg.
Dimensiones: envergadura 7,62 m; longitud 5,61 m; altura 2,06 m; superficie alar 17,19 m2.
Armamento: dos ametralladoras fijas Vickers de 7,7 mm de tiro frontal.









En 1917, el penúltimo año de la Primera Guerra Mundial, el diseñador de aviones holandés Frits Koolhoven diseñó el FK 23 Bantam para la RAF de Gran Bretaña. Los británicos esperaban derrotar a los alemanes con un caza biplano ligero como una pluma. El nuevo motor super rápido, sin embargo, no estaba totalmente resuelto; en consecuencia, el período de prueba se prolongó demasiado tiempo y el Bantam nunca vio el frente de batalla.