16/1/14

Ejercicios aéreos reales y virtuales

Ayer tarde presencié sin querer un espectáculo aéreo sobre mi cabeza, el ruido de potentes motores que no eran los habituales de aviones comerciales, me hizo levantar la vista hacia el cielo, pero no vi nada. A los pocos minutos de nuevo oigo el rugir típico de los aviones cuando ya han pasado, y la gran distancia recorrida a gran velocidad hace que el sonido te llegue con mucho retardo.
No me quedaba tranquilo sin averiguar que tipo de aeronave sobrevolaba mi cabeza y entré en la página Flightradar24.com de la que os hablé en una entrada anterior, y cual fue mi sorpresa al ver dos distintivos que no había visto nunca y que a todas luces debían ser militares por sus trayectorias.

Hawk 61 y Hawk 62 como se identificaban en la pantalla, iban muy juntos y a mucha altitud, entre 20 y 30.000 pies, pero a velocidad tal, que nunca había visto en tiempo real moverse los aviones tan rápido por la pantalla del PC, con giros cambios de altura y dirección. Nuevamente salgo al exterior y entonces si que veo sus movimientos; suben y bajan entre las nubes como si las taladraran se cruzan y realizan amplias curvas. Cojo mi cámara compacta y a duras penas puedo encuadrar a ninguno de los dos, tal es su velocidad incluso a tal distancia que casi a ciegas fui tomando fotos; más de sus estelas que de las aeronaves propiamente.
Cuando quería emplear el zoom para ver que tipo de aviones eran, se me hacía imposible, el cielo tiene pocas referencias salvo alguna nube de curiosa forma, pero cuando me centraba en alguna preveyendo su ruta, el avión entraba y salía del plano en un segundo, con lo cual las imágenes en su mayoría quedaron borrosas. Con una réflex supongo que os hubiera podido mostrar algo mejor de calidad, pero es lo que pude obtener y quería compartirlo con vosotros.
Tal como aparecieron, los aviones desaparecieron de la pantalla. Desconozco de que base provenían ni el modelo, eso sí, dejaron el cielo bien sembrado de las huellas de su paso durante un buen rato.
Si alguien tiene más información de estos ejercicios puede comentarlo aquí mismo.














Como si se tratase del final de un castillo de fuegos artificiales, así quedó el cielo.