9/2/13

El Phantom Eye de Boeing de nuevo en pista

Con sus alas de 46 m de envergadura el ojo fantasma vuelve a rodar a través del lecho del lago en la Edwards Air Force Base.
El "Phantom Eye" de Boeing impulsado por hidrógeno es una aeronave no tripulada que completó su última serie de pruebas de taxi el pasado 6 de febrero.
Moviéndose a través del lecho del lago justo después del amanecer, el avión Phantom Eye , colocado encima de su carro lanzamiento, alcanzó velocidades de hasta 40 nudos, o aproximadamente 46 millas por hora.

El equipo del Phantom Eye está completando las actualizaciones de software y hardware para preparar los vuelos a altitudes más altas. "Hemos mejorado los sistemas de vuelo autónomos y alcanzado todos los puntos de prueba necesarios en preparación para el siguiente vuelo", dijo Drew Mallow, Phantom Eye director del programa.
El equipo también ha mejorado el sistema de aterrizaje de la aeronave tras el primer vuelo Phantom Eye, del 1 de junio de 2012, cuando el tren de aterrizaje se rompió en el lecho del lago Edwards. 
BOEING
Phantom Eye se encuentra en la pista febrero 6, en el Dryden Flight Research Center en Edwards Air Force Base, California. Ingenieros y mecánicos de Boeing preparan el hidrógeno para la prueba de taxi.
El próximo vuelo del avión está previsto para finales de este año.
Para obtener más información acerca de la última etapa de Phantom Eye,  se puede ver el vídeo.

El Phantom Eye es una evolución del anterior éxito de Boeing en este caso a pistón, el Condor con el que se batieron varios récords de altitud y resistencia a finales de 1980.
El prototipo completó con éxito una prueba de 80 horas en una cámara de altitud el 1 de marzo de 2010. Esto despejó el camino para que el sistema de propulsión y la estructura del avión pudiera ser ensamblada.
Boeing ha trabajado en estrecha colaboración con Bell Aerospace, Aurora Flight Sciences , Ford Motor Co. y MAHLE Powertrain para el desarrollo del nuevo diseño.
El Phantom Eye fue presentado a la prensa en una ceremonia en las instalaciones de Boeing en St. Louis, Missouri, el 12 de julio de 2010. El avión podría dar lugar a un sistema objetivamente capaz de alcanzar un servicio de 24 horas al día, siete días a la semana, epuiparando la cobertura proporcionada durante un año de hasta cuatro aeronaves en el mismo cometido.
El avión fue enviado a la NASA Dryden Flight Research Center en Edwards Air Force Base, California, para las pruebas de tierra. Llevándose a cabo su primera prueba 
de velocidad media en taxi el 10 de marzo de 2012, alcanzando velocidades de 30 nudos. 
La aeronave  completó su primer vuelo el 1 de junio de 2012 en la Base Edwards de la Fuerza Aérea. Alcanzó una altitud de 4.000 pies y una velocidad de 62 nudos.
(115 km / h) durante 28 minutos. El aterrizaje fue accidentado y un engranaje del tren aterrizaje clavado en el lecho del lago seco causó algunos daños a la aeronave. 
Boeing afirma que prototipo Phantom Eye puede volar durante más de cuatro días seguidos en altitudes de hasta 65.000 pies, también sostiene que el avión será capaz de llevar una carga útil de 450 libras a una velocidad de crucero de 150 nudos. El Phantom Eye no lleva armamento  se supone que servirá en "inteligencia y vigilancia constante", aunque nunca se sabe la evolución de los aviones; a lo largo de la historia muchos diseños han acabando haciendo funciones para los que no habían sido diseñados, y el portar armamento siempre es una opción aunque a priori no se declare.
Cada uno de los dos sistemas de propulsión consisten en motores modificados Ford de 2,3 litros, caja de cambios reductora y hélice de 4 palas. Los motores fueron diseñados originalmente para su uso con algunos modelos de coche Ford de gasolina.
Primer vuelo del Phantom Eye
Para poder ser capaz de funcionar en la atmósfera pobre en oxígeno a 65.000 pies, los motores disponen de un sistema de turbocompresor múltiple que comprime el aire disponible de baja densidad y reduce el calor infrarrojo irradiado para aumentar sus propiedades de sigilo.
Los motores, que proporcionan 150 caballos de potencia a nivel del mar, han sido afinados para ser capaces de funcionar con hidrógeno.
Boeing asegura que mejorará la comercialización a los estados, puesto que hará que el avión sea económico y "verde", ya que el único sub- producto será agua.