11/11/12

DOMAN helicópteros

En 1945, J. Doman estableció la Doman Helicopters en Danbury, Connecticut, para construir aviones de ala rotatoria incorporando en ellos sus propias innovaciones, que comprendían palas rígidas de rotor, dinámicamente flexibles y cabezas de rotor herméticamente cerradas y autolubricantes. para probar este sistema de rotor, se utilizó un Sykorsky R-6, que recibió la denominación Doman LZ-1A.
A principios de 1950 le siguió el LZ-2A Pelican, de mayor capacidad, que representó un paso hacia la creación del LZ-4 de ocho plazas, el primer avión de ala rotatoria enteramente diseñado por la compañía.
El helicóptero desarrollado como Caribe Doman D-10B fue realizado a partir del LZ-5-2, pero no consiguió ningún pedido. Una ventajosa característica del LZ-5-2 radicaba en que podía operar casi sin equipo, con capacidad de carga útil incrementada hasta 1.020 kg. 


El LZ-4, que contaba con un rotor principal cuatripala, un rotor antipar tripala y un motor Avco Lycoming SO-580B de 400 hp acomodaba a dos tripulantes en un compartimento delantero y a seis pasajeros en la cabina principal.
Una versión similar, aunque mejorada, el LZ-5, realizó su vuelo inaugural el 27 de abril de 1953. El US Army se equipó con dos ejemplares, designados YA-31, pero no se recibió ningún otro pedido posterior.
Por el contrario, la versión civil LZ-5-2, obtuvo cierto éxito, y un ejemplar fue desarrollado como un prototipo de un D-10A mejorado. Se hizo un contrato con Aeronautica Sicula SpA para fabricar las células en Italia mientras Doman instalaba el motor, el sistema dinámico y el equipo en EE UU. Este proyecto no pudo materializarse, de modo que las operaciones se trasladaron a Puerto Rico, donde se estableció la Caribe Doman Helicopters para producir el Caribe Doman S-10B. Este también resultó un paso infructuoso, y promovió el retorno de la compañía a Toughkenamon, Pennsylvania, donde se desarrolló la última etapa de la historia de Doman.
La empresa, rebautizada Berlin Doman Helicopters Inc, intentó desarrollar un nuevo helicóptero de transporte de ocho plazas, el BD-19, propulsado por dos turboejes Allison, pero finalmente el proyecto acabó por ser abandonado.