3/4/12

Los cazas de MACCHI

Los Macchi MC.200, MC.202 y MC.205 representaron una brillante excepción al pobre panorama general de lso aviones de caza italianos de la II Guerra Mundial. No obstante, jamás lograron superar el principal de sus problemas, una deficiente dotación de armamento.

Durante la primavera de 1935, en un momento en que los diseños del Messerschmitt Bf 109 y el Hawker Hurricane estaban ya bastante avanzados, el jefe del departamento de diseño de la compañía italiana Macchi, el ingeniero Mario Castoldi, emprendió los estudios sobre la posibilidad de producir un caza monoplano con tren de aterrizaje retráctil. Cuando al año siguiente, el gobierno publicó un requerimiento para un caza con destino a la defensa metropolitana, el diseño de Castoldi fue ofrecido con la designación Macchi MC.200 y se inició la construcción del prototipo. El armamento previsto en un principio, una ametralladora de 12,7 mm, fue aumentado a dos ametralladoras del mismo tipo.

Una foto tardía del primer prototipo del Macchi MC.200, el MM336. En un principio la sección posterior de la cabina no llevaba soporte, pero debido a las vibraciones hubo que incluir estructuras longitudinales transversales.
El diseño de Macchi era robusto, compacto e imaginativo, aunque seriamente limitado por la falta de un motor de potencia adecuada (de unos 1200 hp). En su lugar se utilizó el motor radial Fiat A.74 de 14 cilindros en doble estrella y refrigerado por aire, que no superaba los 870 hp en despegue. Sin embargo, un cuidadoso diseño de detalle permitió que se alcanzara una velocidad máxima de 504 km/h a 4520 m, solo ligeramente inferior a la del Hurricane, dotado de un motor Merlin de 1030 hp; pero la potencia de fuego únicamente era  un tercio de la que proporcionada al avión británico su batería de ocho ametralladoras Browning.
El prototipo del MC.200 fue pilotado por el jefe del equipo de pruebas de la compañía,Giuseppe Burei, el 24 de septiembre de 1937 (exactamente en el mismo periodo que los primeros Hurricane entraban en servicio con los escuadrones de la RAF), y en el momento adecuado realizó vuelos comparativos con los aparatos de caza Caproni-Vizzola F.5, Reggiane Re.2000, AUT.18 y Meridionali Ro.51.
En la época de estas pruebas de competición, el Ministerio Italiano del Aire se esforzaba por expandir la producción de aviones e incrementar el poderío de sus fuerzas aéreas (Pograma R),  pero en parte debido a las pérdidas sufridas durante la guerra civil española, esta expansión iba bastante retrasada, situación que aprovecharon rápidamente los fabricantes de aviones, quienes apuntando la capacidad de producción de sus empresas, propusieron construir no solo un modelo, sino todos los que en aquel momento estaban bajo consideración. Entonces se produjo la ridícula decisión de construir simultáneamente el Macchi MC.200, los FIAT CR.42 y G.50, y el Reggiane Re.2000.

El emblema de la cucaracha en el fuselaje permite identificar a estos primeros MC.200 como pertenecientes al 22º Gruppo del 52º Stormo, destacado en 1940 en el Ciampino, para la defensa de Roma.


Así las cosas, el MC.200 fue sustituido en su momento por el MC.202, y este a su vez por el MC.205; el Reggiane 2000 fue remplazado por el Re.2001 y luego por el Re.2005; y al G.50 le sucedió el G.55. En momento alguno de este ciclo ninguno de estos aparatos se reveló capaz de competir en igualdad de condiciones con sus equivalentes alemanes, británicos o estadounidenses, aunque cuando fueron bien pilotados con frecuencia consiguieron éxitos notables contra oponentes obsoletos.
En resumen, el MC.200 Saetta (Relámpago) tenía una estructura semimonocoque, totalmente metálica y configuración de ala baja, con la cabina para el piloto elevada sobre el fuselaje y situada sobre el borde de fuga alar, con la que obtenía un excelente campo de visión. El robusto tren de aterrizaje de amplia vía se escamoteaba hacia adentro mediante un sistema hidráulico, y el par de ametralladoras sincronizadas SAFAT de 12,7 mm estaban instaladas en la parte delantera del fuselaje, con la trayectoria de tiro trazada entre las características protuberancias de la cubierta del motor. Posteriormente, las necesidades del servicio operativo propiciaron la instalación de equipos de carga exterior de bombas hasta un peso total de 300 kg. Todas las superficies de mando estaban recubiertas de tela y los estabilizadores eran de incidencia variable. Los prototipos y primeros aparatos de serie tenían rueda de cola retráctil, pero posteriormente fue fija.
Alineación de MC.200 Saetta de la 90ª Squadriglia, 10º Gruppo, 4º Stormo CT, en Sicilia durante 1941. Sobre la franja del fuselaje se  observa el emblema del Cavallino Rampante del 4º Stormo, mientras que el distintivo de la 90ª Squadriglia, un elefante rojo dentro de un círculo blanco, se halla bajo la cabina.
El Programa R estipulaba que el MC.200 debía entrar en servicio a finales de 1940 equipando tres "stormi" de caza. El primero de estos fue el 4º Stormo "Cavallino Rampante", pero los pilotos de esta unidad expresaron su preferencia por los biplanos, y se les permitió que cambiaran los MC.200 por los biplanos Fiat CR.42 del 1er Stormo. Cuando, el 2 de junio de 1940, Italia entró en la guerra, los Saetta equipaban el 152º Gruppo, basado en Airasca, y el 153º Gruppo, el Vergiate (ambos pertenecientes al 54º Stormo), así como el 6º Gruppo del 1er Stormo, destacado en Palermo. Estas unidades, que no llegaron a tomar parte en la breve campaña de Francia en junio de 1940 (habían sido mantenidos temporalmente en tierra a causa de dos accidentes de vuelo no aclarados), recibieron su bautismo de fuego, en septiembre de ese año, cuando el 6º Gruppo inició sus acciones de hostigamiento contra Malta.
Macchi MC.200 de la 373ª Squadriglia, basado en Cirenaica en 1942. La estrella sobre fondo azul era la insignia de la brigada. El emblema del as de bastos permite identificarlo como perteneciente al 153º Gruppo Autonomo.

Durante la campaña de Grecia se comentaba que los Fiat CR.42 no tenían nada que temer mientras no apareciera nada mejor que los viejos Gloster Gladiator que se les enfrentaban, pero cuando los Hurricane proporcionaron a la RAF una clara superioridad aérea (hasta la llegada de la Luftwaffe al teatro de operaciones), el 22º Gruppo, equipado con 36 Saettas, fue enviado a Tirana, mientras que los Groppi, 7º,9º,10º,16º, y 153º, con un total de 134 aparatos (de los cuales aproximadamente la mitad eran operacionales), tomaron parte en la campaña de Yugoslavia. Precisamente las grandes pérdidas sufridas en estas campañas propiciaron que en aquellos momentos Alemania enviara el X. Fliegerkorps al área mediterránea.
Sin embargo, donde el Saetta realizó la mayor parte de sus acciones fue en el norte de África, merced a la instalación de un filtro de arena en la toma de aire del motor (y el aparato pasó a designarse MC.200AS, por Africa Settentrionale).
A finales de ese año, los Hurricane MkII y los Curtiss P-40 ya habían superado en el norte de África a los viejos cazas italianos, por lo que durante la ofensiva del Eje de 1942 los Saetta fueron empleados con cierto éxito como caza-bombarderos, protegidos por cazas más modernos. En agosto de 1941, los Saetta del 22º Gruppo fueron trasladados al frente de Este como los primeros del CSIR  (Cuerpo Expedicionario Italiano en Rusia), al que siguió el 21º Gruppo ocho meses después. En la época de la invasión aliada de Sicilia, julio de 1943, el Saetta ya estaba totalmente desfasado, aunque 42 aparatos permanecieran en condiciones operacionales en las unidades de combate de primera línea.
El último aparato de la 7ª serie de los MC.200 construidos por Macchi (MM7705) fue modificado para convertirse en prototipo del Macchi MC.201, pero el proyecto no siguió adelante. La diferencia más evidente consistía en los abultados carenados sobre las ametralladoras del morro.

El MC.202
Como ya he mencionado, la imposibilidad de disponer de un motor italiano de altas prestaciones adaptable a las necesidades militares había anulado el diseño de cazas  en Italia en los años previos a la II GM, a pesar del considerable éxito de Castoldi en el desarrollo de aviones de carreras.
Cuando en 1940, Macchi importó de Alemania un Daimler Benz DB 601 y se previó fabricarlos bajo licencia por Alfa Romeo, Mario Castoldi acometió el desarrollo del MC.200 equipado con este motor mucho mayor, y el 10 de agosto de 1940 el primer prototipo pilotado por Carestiano, realizó su vuelo inaugural. A los doce meses, el aparato de serie, denominado C.202 Folgore (rayo), fue completado por Macchi en una cadena de montaje paralela establecida en la planta Milán de Breda, mientras una amplia red de subcontratistas se encargaba de la fabricación de los distintos componentes.
El MC.202 fue un excelente diseño, al que se incorporaron los mejores elementos del Saetta, combinados con un morro más aerodinámico que contenía el nuevo motor alemán. El contorno de la cabina del piloto fue prolongado y se unió al perfil superior del fuselaje, a la vez que se incorporaba un radiador debajo del mismo, alineado con el borde de ataque alar. Se mantuvo la disposición de las dos ametralladoras en la parte delantera del fuselaje, pero a partir de la serie VI del MC.202 se añadieron otras dos ametralladoras de 7,7 mm en las alas; al final se había logrado un armamento respetable.

Mc.200 de las últimas series, pertenecientes a la 81ª Squadriglia, 6º Gruppo, 1er stormo, basado en Catania, Sicilia, a finales de 1940. Por aquellas fechas, esta unidad partici´po en numerosas misiones contra las fuerzas aeronavales británicas estacionadas en Malta.

El Folgore llegó a obtener una velocidad máxima de 600 km/h a 5.600 m, aproximadamente la misma que la del Supermarine Spitfire Mk. V y algo superior a la del P-40 Tomahawk, que en 1941, cuando el Folgore se incorporó a la Regia Aeroautica, todavía operaba en los escuadrones de la RAF destacados en el norte de África.
La primera unidad que recibió el MC.202, entregados durante el verano de 1941, fue el Stormo, en Udine, pero los Gruppi 6º y 17º de esta unidad no estuvieron listos para partir hacia el norte de África hasta noviembre de ese año, y según opinión de diversas fuentes la tardía incorporación al frente de este excelente caza supuso una importante ventaja para la RAF que le permitió mantener su superioridad aérea durante la ofensiva Cirenaica.

Primer Macchi MC.202 de la serie III (MM7731), al que se le instalaron cuatro ametralladoras.
Sin embargo, durante la siguiente ofensiva del EJE, que fue detenida en 1942 en El Alamein, el Folgore realizó lo que puede considerarse su campaña más triunfal. A principios de ese año el 6º Gruppo estaba basado en Ara Fileni, y el 17º Gruppo en Tamet. En abril, el 4º Stormo fue enviado a Sicilia para participar en los ataques de primavera a Malta, pero dos meses después también fue destacado a Libia. En mayo, los Folgore y Messerschmitt Bf 109 lograron imponerse a los Hurricane y P-40 de la Desert Air Force, integrada por unidades de toda la Commonwealth británica, y por un corto periodo de tiempo la Regia Aeronautica y la Luftwaffe gozaron de superioridad aérea sobre los británicos, excepto cuando se topaban con los Spitfire Mk V.
En las vísperas de la batalla de El Alamein los Folgore equipaban al 4º Stormo, en Fuka, y el 3er Stormo, en Benghazi y Abug Aggag; el 1er Stormo había regresado a Italia. En los combates suiguientes la superioridad numérica de la RAF logró imponerse a las fuerzas del EJE, que contaban con la desventaja de rutas de aprovisionamiento excesivamente largas. Los dos Stormi de MC.202, diezmadas sus reservas de repuestos, combustible y munición, se fundieron en uno, que fue retirado a Túnez. Al mismo tiempo, los Folgore basados en Sicilia libraban furiosos combates sobre los convoyes que aprovisionaban Malta, actuando como escoltas de lso Junkers Ju-87 y Savoia-Marchetti S.M.79.
El MC.205V Veltro vio la luz en 1943 en pequeño número, pero su escasez y su tardía aparición impidieron que representara una amenaza para la superioridad aérea aliada en el Mediterráneo. Este modelo condujo posteriormente al MC.205N Orione de la fotografía, equipado con cuatro ametralladoras de 12,7 mm en el morro y un cañón MG-151 de 20 mm que disparaba a través de la ojiva de la hélice.

Después del colapso de las fuerzas del Eje en el norte de áfrica y en vísperas de la invasión aliada de Sicilia, la fuerza total de Folgore en el Mediterráneo ascendía a unos 186 aparatos, de los cuales estaban operativos un centenar. A medida que la presión aliada en el Mediterráneo crecía inexorablemente, la Luftwaffe y la Regia Aeronáutica poco pudieron hacer para detener la ofensiva contra sus aeródromos, y la mayoría de las pérdidas que sufrieron fueron consecuencia de los bombardeos contra sus bases.




El excelente MC.205
Por esta época, hizo su aparición un nuevo caza Macchi, el MC.205V Veltro (Galgo), después de que se realizaran grandes esfuerzos, en especial por parte alemana, para que el motor Daimler-Benz DB 605 estuviera disponible cuanto antes; este modelo fabricado en gran número hubiera podido causar un gran impacto en el precario equilibrio aéreo del Mediterráneo central a mediados de 1943. Pero cuando se firmó el armisticio italiano, se habían entregado muy pocos aviones de este tipo, por lo que en nada pudieron afectar al curso de los acontecimientos.
El 51º Stormo, basado en Lecce-Gelatina en el otoño de 1944, conservó el emblema del gato y el ratón después de pasarse a la Fuerza Aérea Co-Beligerante. Los últimos MC-205 (con cañones de 20 mm en las alas) fueron de los pocos aviones italianos que los Aliados consideraron de calidad, hasta el punto que mantuvieron el carácter de aparatos de primera línea hasta los últimos meses de la guerra.


Dado que en los años anteriores a la II GM, Italia se había identificado plenamente con la causa del Eje, resulta sorprendente que no se realizaran mayores esfuerzos para superar la carencia de mejores motores para los cazas. De haber dispuesto del motor DB 601 en 1938 (y la fabricación de éste ya se hallaba encarrilada por aquel entonces) el Macchi MC.202, que probablemente fue el mejor caza italiano de toda la guerra, podría haber representado un elemento decisivo en el Mediterráneo y norte de África desde el momento en que Italia entró en el conflicto. Pero para ello hubiera sido necesaria una amplia modificación de la política de diseño, en particular en el tema del armamento.
Un MC.205V Veltro con las insignias de la Fuerza Aerea Co-beligerante italiana lleva uno de los numerosos camuflajes utilizados. Únicamente seis aviones de este tipo llegaron a los aeródromos aliados después que el mariscal Badoglio hiciera el llamamiento a la rendición.
La producción total de los tres diferentes modelos fue de unos 1.200 MC.200, 1.500 MC.202 y 262 MC.205.




ESPECIFICACIONES TÉCNICAS
Macchi MC.202 Folgore
TIPO: caza monoplaza

Planta motriz: un motor lineal en V invertida Alfa Romeo R.A. 1000 RC-41-1 Monsoni, de 1.075 hp.
Velocidad máxima: 600 km/h a 5.600m
Autonomía: 760 km con peso máximo al despegue
Peso vacío: 2.490 kg
Máximo al despegue: 3.010 kg
Envergadura: 10,58 m
Longitud: 8,85 m
Altura: 3,50 m
Superficie Alar: 16,82 m2
Armamento: 2 ametralladoras Breda-SAFAT de 12,7 mm en el morro, cada una con 360 disparos, y dos ametralladoras de 7,7 mm en las alas, cada una con 500 disparos.