8/5/11

AIRCO

La palabra Airco, en la industria aeronáutica evoca una época gloriosa de la primitiva aviación de Gran Bretaña, pues es la abreviatura de Aircraft Manufacturing Company, fundada en 1912 por George Holt Thomas en Hendon.
Holt Thomas había adquirido los derechos para la fabricación en Gran Bretaña de aviones diseñados por los hermanos Farman. Con la experiencia adquirida en la construcción de estos primitivos aviones, decidió ampliar la compañía e iniciar diseños propios.
En Junio de 1914 ponía al frente de este departamento a uno de los más prometedores diseñadores del país. Se trataba de Geoffrey de Havilland, que ya había trabajado en la Royal Aircraft Factory, en Farnborough.
                                                           Airco D.H.1A
El primer diseño de Havilland para Airco llevaba la denominación D.H.1 y fue más conocido por el nombre del diseñador que por el de la compañía. El aeroplano fue concebido como avión de reconocimiento/interceptación. Más tarde hubo una versión D.H.1A, ambas versiones permanecieron en servicio hasta 1917. El D.H.1A se podía distinguir del D.H.1 por su bloque motor más alto y la colocación del radiador detrás del asiento posterior. Por su limitada capacidad de combate, la producción del D.H.1/1A se redujo a un escaso número de ejemplares, dedicados sobretodo a tareas de entrenamiento.


                                               Airco D.H.2
El segundo diseño de Sir Geoffrey de Havilland para esta compañía, era básicamente una versión más pequeña del D.H.1. Conservaba el motor trasero a fin de poder utilizar una ametralladora de fuego frontal. En 1915 todavía no había mecanismos de interrupción eficaces para utilizar en aviones británicos; solo a finales de 1916 se empleó el sistema Constantinesco de acción hidráulica.
El D.H.2 era considerablemente más pequeño que su predecesor con refinamientos de diseño para reducir la resistencia al aire, así como un motor más potente.


                                                           Airco D.H.2


Las críticas lo señalaban como de difícil manejo, basándose en la sensibilidad de los mandos, pero eso mismo lo convirtió en un caza de primera clase, cuando en 1916 entró en servicio en cantidad apreciable. Enfrentado a los temidos Fokker monoplanos, especialmente durante la batalla de Somme, fue capaz de reconquistar la superioridad aérea para la RFC, hasta que nuevamente esta superioridad pasó a manos alemanas gracias a los Albatros D.1 y D.2.
                                                   Airco D.H.2
Cuando a primeros de 1917 se retiró del frente occidental, el D.H.2, continuó prestando servicios en Macedonia y Palestina. Se construyeron un total de 400


                                             Airco D.H.4
Considerado en general como el mejor bombardero diurno de la I GM, este avión era en prestaciones superior al de la mayoría de aparatos de la época.




La carrera del D.H.4 continuó más allá del armisticio de 1918; ejemplares sobrantes de la guerra fueron a para a las FFAA de Bélgica, Grecia, Japón y España, mientras los construidos en EE.UU, continuaron prestando servicio para el Cuerpo Aéreo del ejército de los Estados Unidos, así como para muchos países latinoamericanos.
Estos D.H.4 de fabricación norteamericana sustituyeron las ametralladoras Vickers por dos Marlin de 7,62 mm. Por lo demás eran idénticos a los modelos ingleses.


                                                     Airco D.H.5
Fue diseñado para sustituir el monoplaza D.H.2 en 1916. Incorporaba el dispositivo de disparo a través de la hélice Constantinesco. De Havilland procuró  además asegurar al piloto un campo visual no inferior al de su predecesor . Este objetivo fue responsable del escalonamiento hacia atrás de las alas biplanas, de manera que el piloto estuviera situado delante del borde de ataque del ala superior. Se construyeron 550 ejemplares de las que Airco fabricó 200 y el resto fueron empresas subcontratistas como British Caudron Company (50) o The Darracq Motor Engineering Company (200) entre otras.


                                                       Airco D.H.6
Por su sencillez, el D.H.6 fue un avión de entrenamiento sin defectos, los ejemplares con motor Curtiss se distinguían por sus alas decaladas hacia atrás.




                                                      Airco D.H.9


Equipado con el motor en línea Napler Lion, el D.H.9 alcanzó prestaciones muy brillantes, incluyendo una velocidad máxima de 232 km/h


                                                      Airco D.H.9A


En 1918 se empezaron a entregar los ejemplares de producción a la recién constituida RAF con motores Liberty ya que los solicitados Rolls Royce Eagle VIII eran muy demandados y no había posibilidad de recibirlos. La Westland y otros subcontratistas fabricaron unos 885 bombarderos D.H.9A, que a diferencia de la mayoría de aviones de guerra continuaron en la posguerra, sirviendo eficazmente a la RAF en operaciones de vigilancia aérea en Irak y la frontera nor-occidental de la India. Fue apodado "Nine-ack" generalmente abreviado "Ninack" y tras ser retirados del servicio en la RAF en 1931 mantuvieron el servicio postal aéreo a través del desierto entre El Cairo y Bagdad, e hicieron estremecer a millares de espectadores en las exhibiciones aéreas de Hendon.


                                     Airco D.H.10 Amiens
Cuando Alemania inició sus ataque diurnos sobre Londres en 1917, la reacción inmediata fue equipar a la RFC con un arma de represalia. Dado que los modelos D.H.9 y D.H.9A no se adaptaban a esta función, Geoffrey de Havilland comenzó a diseñar y desarrollar el Airco D.H.10 que recibió el nombre de Amiens. Debido a la urgencia, no había tiempo para producir un modelo completamente nuevo, de modo que se tomó el D.H.3 de 1916 como modelo para el nuevo aeroplano.
De igual modo que sus contemporáneos Vickers Vimy y Handley Page V/1500, el Amiens no llegó a entrar en servicio operativo para la RAF durante la I Guerra Mundial. De los 1.295 encargados, solo 8 llegaron a la RAF antes de acabar la guerra. Sin embargo la producción siguió hasta construir 220 aparatos.