14/4/11

F-14 Tomcat: alas variables

El F-14. eficacísimo en la función de defensa aérea, fue pionero como avión capaz de combatir simultáneamente y a larga distancia con objetivos tan diferentes como un intruso supersónico en la estratosfera y un misil en vuelo rasante. Con la adopción de motores más potentes este avión aún se mantiene en primera línea de combate.

Un Tomcat a punto de contactar con la pista de un portaviones. El rayado gancho de detención aparece desplegado para enganchar el primer cable, las alas variables se encuentran en posición "sin flecha", y los flaps de ranura extendidos.

El F-14 se diseñó para suceder al McDonnell Douglas F-4 Phantom II, uno de los mejores cazas de todos los tiempos. Se pretendía que el nuevo avión garantizara la continuidad de la superioridad aérea estadounidense, ante el gigantesco avance de la tecnología soviética en aviones de combate.
Los orígenes del programa F-14 se remontan a finales de los años cincuenta, cuando Douglas proyectó un avión "Missileer" para defensa aérea de la Armada norteamericana contra ataques simultáneos de bombarderos a larga distancia. El F-6D Missileer debía ser un avión subsónico de patrulla, que confiaría en el alcance de sus misiles para destruir los bombarderos enemigos antes de que estos pudieran utilizar sus propias armas.
El programa F-6D/Eagle se descartó a finales de 1960, pero los principios básicos del sistema de armas se mantuvieron en el Grummann F-111B, cuyo primer vuelo lo realizó en 1965.
El F-111B fue la variante naval del General Dynamics F-111 de alas de geometría variable.

F-14A con sus alas en posición de flecha máxima. Se puede apreciar la cercanía del borde de fuga del ala con el borde de ataque del estabilizador. El armamento de defensa aérea compuesto de cuatro misiles AIM-54A Phoenix de largo alcance bajo el fuselaje, dos AIM-7 Sparrow en soportes subalalres y dos AIM-9 Sidewinder en los travesaños de los soportes subalares

Un comienzo desastroso
El F-111B tuvo muchos problemas en el curso de su desarrollo, el más serio de los cuales fue el continuo aumento de peso. Por ello en 1967 Grummann propuso un diseño completamente nuevo, más pequeño y ligero, que mantendría el sistema AWG-9 y los misiles Phoenix, pero permitiría prestaciones mucho más altas. A comienzos de 1969 la Marina de EE.UU eligió el diseño de la Grummann en el concurso para un nuevo caza, que debía sustituir al F-111B; el proyecto se denominó F-14A.
El primer F-14A realizó su vuelo inicial el 21 de diciembre de 1970 desde la planta de Grummann en Calverton, pilotado por Bob Smith, con el piloto del proyecto Bill Miller en el asiento trasero. Nueve días después este avión se estrelló en su segundo vuelo. Los dos miembros de la tripulación se salvaron al lanzarse en vuelo. Con las tuberías de acero causantes de la avería cambiadas por otras de titanio, el segundo F-14 voló el 24 de Mayo de 1971.
El avión sufrió otros dos accidentes en el curso de las pruebas de desarrollo. El 30 de junio Bill Miller se mató al caer su avión (nº 10) al mar, ensayando para una exhibición aérea y el 20 de junio de 1973 un F-14 pilotado por tripulación de la US Navy fue alcanzado por un misil Sparrow de prácticas que él mismo acababa de lanzar. Tras este accidente se instalaron cartuchos de eyección más potentes.


 Este caza estuvo en servicio en las FFAA Islámicas Revolucionarias de Irán. El propósito original era prevenir los vuelos sobre territorio iraní de los MiG-25 Soviéticos, que habían comenzado a principios de los setenta, muy por encima del techo de servicio de los Phantom y el Northrop F-5 de las Fuerzas Aéreas Imperiales Iraníes.
La posibilidad de la venta del F-14 a Irán surgió en Mayo de 1972, en conversaciones entre el Sha y el presidente Nixon, cuando este visitó Irán, luego las políticas y los governantes cambian y de que modo.








Uno de los aproximadamente 75 F-14A vendidos a Irán. Este avión era virtualmente idéntico a los de la US Navy, con armamento completo incluidos los misiles Phoenix, pero con cambios menores en la aviónica.

Las entregas a Irán comenzaron en 1976 y finalizaron en julio de 1978. Después de la caída del Sha, la asistencia norteamericana cesó y se cortaron suministros y recambios. El F-14 parece haber tenido escasa participación en la dilatada guerra Irán-Iraq, y algunos informes sugerían que solo siete de los 75 aviones continuaban en estado de vuelo a mediados de 1981.


La geometría variable ofrece ventajas especiales aplicada a un caza naval: de una parte con las alas abiertas (20º de flecha en el borde de ataque) puede obtener buenas prestaciones en despegue y aterrizaje, largo alcance en vuelo subsónico y dilatada autonomía en misiones de patrulla aérea de combate; por otro lado, la posición en flecha de alas plegadas 68º proporciona al Tomcat excelentes prestaciones transónicas y supersónicas y mínima respuesta a las ráfagas de viento en misiones de penetración rasante.
El ala del F-14 puede también "sobreplegarse" a 75º para reducir la envergadura y facilitar su estacionamiento en los abarrotados hangares de los portaviones.
Aunque el piloto puede controlar manualmente el ángulo de flecha alar si lo desea, el ala se mueve normalmente de forma automática a la posición calculada por la computadora central para obtener la menor resistencia del avión en cada condición de vuelo.

Un Tomcat con cuatro misiles Phoenix y sendos pares de Sparrow y Sidewinder. Utilizando sus phoenix dos Tomcat destruyeron un par de Sukhoi Su-22 libios sobre el Mediterraneo en agosto de 1981.

Tecnología avanzada
Una peculiar característica del F-14 es la llamada "aleta enguantada", una superficie triangular retráctil en el borde de ataque de la parte fija de cada ala. Estas aletas se extienden automáticamente para compensar el desplazamiento hacia atrás del centro de presiones  aerodinámicas a muy altas velocidades, y adoptan la posición totalmente abierta a partir de Mach 1,5. Pueden ser utilizadas también para mejorar la manejabilidad.
Pero la célula de geometría variable y sus potentes turbufan solo son parte de la historia, lo que hace al F-14 único, son su aviónica y su radar. El radar Hughes AWG-9, gracias a un sistema de exploración y seguimiento simultáneos, puede vigilar 24 escenarios al mismo tiempo, mientras la computadora planifica 6 de ellos. El radar puede detectar blancos del tamaño de un bombardero a 315 km, cazas a 215 km y pequeños misiles de crucero a más de 120 km.
Las pruebas de tiro con el misil Phoenix han escrito historia en la aviación: el récord de alcance se consiguió al lanzar un Phoenix contra un blanco que simulaba un Backfire a 204 km de distancia, recorriendo el misil 135 km hasta hacer blanco en el avión sin piloto, que volaba a Mach 1,5. El récord de altitud se alcanzó cuando este mismo tipo de misil alcanzó e interceptó con éxito a otro misil Bomarc que simulaba un MiG-25, a Mach 2,7 y 24.700 m de altura. La interceptación de un blanco tipo misil de crucero por un avión de caza se consiguió con el disparo de un Phoenix desde un F-14 contra un pequeño blanco que volaba a Mach 0,75 y 15 m de altura, desde una distancia de lanzamiento de 41 km.
Sin embargo la prueba más destacable fue la de una descarga de seis misiles Phoenix en un periodo de 38 segundos contra diferentes blancos entre 57 y 93 km de distancia. Cuatro de los misiles lograron impactos directos. El porcentaje medio de éxitos en las pruebas realizadas por la US navy era de un 84 % aproximadamente.
El avión carece de la aceleración, trepada y capacidad de giro de algunos cazas de reciente aparición, pero su velocidad máxima es sobrepasada por muy pocos. Los detalles exactos son secretos pero la estimación más usual de Mach 2,4 no debe estar demasiado lejos de la realidad. El único caza que alcanza una velocidad bastante más alta es el MiG-25, del que se cree que es capaz de volar a Mach 2,8

La intención de la US Navy, era que el F-14A propulsado por el TF30, fuera rápidamente reemplazado en las líneas de produción por el F-14B equipado con dos turbofan Pratt&Whitney F401 de 12.745 kg de empuje unitario. El F401 iba a ser probado en vuelo en el 7º y el 13º avión, para pasar a ser versión estándar desde el 68º en adelante, alcanzando el estadio operativo hacia finales de 1973. Restricciones presupuestarias dieron al traste con el programa del F401, a pesar de que el motor fue probado en un F-14 modificado y volando en septiembre de 1973.

Un F-14A Tomcat perteneciente al VF-32, con base en el USS John F. Kennedy, mostrando un pesado armamento de largo alcance.

Variantes del Grummann F-14 Tomcat
F-14A, F-14A/TARPS (sistema contenedor de reconocimiento táctico), F-14B, F-14C (aviónica optimizada), F-14D (optimizado para combate aéreo con célula simplificada, radar aligerado y ausencia de misiles Phoenix y Super Tomcat designación posiblemente no oficial dada a un F-14A de pruebas convertido, con motor GE F-101DFE de 13.150 kg de empuje

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

TIPO: caza biplaza polivalente embarcado
Prestaciones
Planta motriz: dos turbofan con poscombustión Pratt&Whitney TF30-P-412A de 9480 kg de empuje
Velocidad máxima:en configuración limpia Mach 2,34 o 2486 km/h
Velocidad crucero:
Autonomía:
Peso vacío:18.036 kg
Máximo al despegue:31.945 kg
Envergadura:sin flecha 19,55 m, en flecha máxima 10,15 m
Longitud:19,10 m
Altura:4,88 m
Superficie Alar: 52,49 m2