3/4/11

El Airbus A330 MRTT pierde ante el Boeing KC-767A

Nada buenas son estas noticias para el sector europeo de la aviación y por extensión al español.
Miles de personas han trabajado duro en España y en EADS para conseguir el que posiblemente será el contrato mas suculento de la aviación militar (35.000 millones de $) por la adquisición de 179 aparatos polivalentes. MRTT son las siglas en inglés de Multi Role Tanker Transport, el derivado militar multifunción del Airbus A330-200, un avión objetivamente más avanzado tecnológicamente que el veterano B767 que ha ganado el concurso.
Tras algunos años de tira y afloja, con impugnaciones de por medio en los que unos y otros habían sido ganadores, finalmente ha sido el KC-46 de Boeing el que se ha llevado el gato al agua.
La decisión según los expertos es más política que tecnológica y por lo que parece ha prevalecido el proteccionismo a la industria estadounidense, algo en lo que Barack Obama había empeñado su palabra. Un empujón a la economía que en época de crisis le proporciona un buen balón de oxígeno.
Los representantes de EADS no han reprimido su  desagrado y en un comunicado manifestaron:
"Estamos muy interesados en discutir con la Fuerza Aérea de Estados Unidos cómo llegaron a esta conclusión. Las aeronaves que ha seleccionado tienen un elevado nivel de riesgo programático, al ser un aparato conceptual, mientras que nuestro modelo es un avión ya probado y con mayores capacidades" 
Los aviones cisterna, cuya adjudicación ha llevado una década y tres procesos de selección, son claves para la Fuerza Aérea de Estados Unidos porque deben reemplazar a algunos de los Stratotankers Boeing KC-135, que en su mayoría datan del año 1950.
Los aviones de reabastecimiento en pleno vuelo permiten a los aviones de combate, de suministro y a otras aeronaves cubrir largas distancias, algo crucial en misiones como las de Irak, Afganistán y los futuros conflictos del estilo del que se está produciendo actualmente en Libia, con las Fuerzas de la OTAN dando cobertura a la resolución de la ONU 1973, en la que autoriza el establecimiento de una zona de exclusión aérea en el sector.
Boeing tendrá que diseñar y fabricar los 18 primeros aviones cisterna para 2017. Sin embargo el A330 MRTT esta probado y funcionando, de hecho ha sido ganador en los concursos a los que se ha presentado : FFAA del reino Unido, Australia, Emiratos Arabes y Arabia Saudí.

Airbus Military, la filial española de EADS ha sido parte importante en el proyecto y ahora se queda sin el 15% aproximado de volumen de trabajo que podría haber significado la adjudicación del multimillonario contrato.
Los aviones A330 se montan en Toulouse (Francia), pero es en la planta de Getafe donde se acondicionan para convertirlos en tanqueros. 

En la factoría sevillana de Tablada se le instala el boom o pértiga de repostaje de 18 m de longitud y los pilones bajo las alas para los repostajes con maguera. El A330 MRTT dispone de más de un 30% de capacidad que su adversario y un mayor radio de acción. Puede acomodar 380 pasajeros o 130 camillas homologadas OTAN en misiones de evacuación o movimiento de tropas.


El B 767 KC-767A tiene capacidad para 200 pasajeros y un alcance de 12.200 km frente a los 14.800 de autonomía del A330 MRTT. Otro dato a considerar es que el B 767 ya es una avión algo anticuado frente al moderno Airbus A330 cuya tecnología es innovadora tanto en sistemas de vuelo como de materiales. 

 Uno de los A330 MRTT saliendo del hangar de Getafe tras su adaptación.

Una vez perdida la parte importante del contrato, en España todavía nos queda por jugar la baza del boom. Si la pertiga seleccionada para montar en los nuevos aparatos fuera la de Airbus Military, algo mitigaría la perdida, teniendo en cuenta que el diseño es 100% español. Esperemos a los acontecimientos.