8/3/11

Boeing inicia los cambios en el ‘Dreamliner’ 787 para su certificación

La renovación de tres de los seis aviones 787 de pruebas de vuelo se llevará a cabo en su planta en San Antonio, después de la finalización de las pruebas de vuelo necesarias, aunque el plan es realizar estas modificaciones en todos los prototipos, detalló el constructor estadounidense en un comunicado. 
 No obstante, Boeing indicó que su plan es “flexible” y puede adaptarse a las necesidades de producción adicional de 787. El trabajo se llevará a cabo entre marzo de 2011 hasta el 2013, pero el fabricante prevé obtener su certificación este año.
El fabricante que se vio obligado a suspender sus vuelos de prueba en noviembre pasado tras el aterrizaje de emergencia de uno de sus aparatos en Laredo, Texas (EE.UU.), retomó sus operaciones en sus seis prototipos en diciembre.
Hasta febrero, Boeing recibió 843 pedidos para el ‘Dreamliner’, si bien registró cuatro anulaciones, que sumadas a las 32 del 737 supusieron dejar de ingresar 3.618 millones de dólares (2.595 millones de euros).
MODIFICACIONES EN EL PANEL ELÉCTRICO.
Boeing está llevando a cabo varias modificaciones “menores” en el panel de distribución de energía del 787 y procederá a la actualización del software que administra y protege la distribución de la energía del avión en todos los aviones nuevos del programa, que acumula casi tres años de retraso.
Los ingenieros del constructor han concluido que el fallo pudo iniciarse por un cortocircuito o un arco eléctrico en el panel de distribución de energía P100, “probablemente causado por la presencia de restos extraños”.





Para implementar estos cambios, empleará a 450 trabajadores, que serán contratados con carácter temporal, y que se sumarán a los 1.700 trabajadores ya existentes para completar el trabajo.
En la actualidad, Boeing emplea a 1.500 trabajadores en su planta de San Antonio, dedicada a realizar trabajos de mantenimiento y modificación de los programas KC-135, C-17 y C-130.

Libertadbalear.com

Aquí el vídeo cuando hacía las pruebas con viento cruzado en Islandia