18/10/10

CANADIAN VICKERS

La utilización de hidroaviones para el control de incendios forestales, demostró ser conveniente, pero engendró un nuevo problema de comunicación, el de llevar bomberos al escenario del incendio. Se decidió que un hidroavión podía cubrir esa necesidad, pero era necesario satisfacer diversos requisitos para que el diseño final resultara satisfactorio en la práctica.
Hacía falta que el avión fuera capaz de trasladar a una tripulación de bomberos y a su propio equipo, y debido a la índole de su misión que exigía operar desde pequeños lagos y rios situados en regiones densamente pobladas de árboles, debía estar caracterizado por una baja velocidad de aterrizaje, despegue corto y trepada pronunciada.
                                                    Canadian Vickers Vancouver
El Vickers Vancouver  de finales de la década de los veinte fue diseñado específicamente para este fín. Se trataba de una hidrocanoa biplano de casco de duraluminio. Acomodaba dos tripulantes en dos cabinas abiertas en tándem. La cabina principal podia acoger a un equipo de seis bomberos mas considerable volumen de equipo.
Una característica original consitía en un equipo de carreteo en playa que podía montarse fácilmente mientras el avión estaba en el agua, lo que permitía al aeroplano pasar a operar desde una costa adecuada, sin ayuda externa.
Se fabricaron un total de 6 unidades de Vancouver.

                                                    Canadian Vickers Varuna 1927
El Varuna fue un diseño insólito pero eficiente, pese a lo cual no obtuvo muchos pedidos, la producción solo alcanzó a 8 ejemplares.
                                                        Canadian Vickers Vedette
Canadian Vickers Ltd. se fundó en Montreal en 1911 como filial de la británica Vickers Ltd. En 1922 la nueva compañía comenzó la fabricación aeronáutica, hecho que marcó el inicio de la producción de aviones en Canadá.
En esos momentos el aeroplano podía constituir un medio importante para mejorar las comunicaciones entre los enormes territorios canadienses. No obstante el país carecía aún de redes de aeródromos, y los lagos y ríos podían desempeñar un papel sustitutivo, lo que explica el énfasis puesto en los hidroaviones en los primeros tiempos.
Tras las primera experiencias en técnicas de construcción obtenidas a través de la fabricación de seis anfibios Viking IV de diseño británico para la Fuerza Aérea Canadiense en 1924, la compañía inició la producción del Vickers Vedette, hidroavión anfibio triplaza, un aparato de diseño final nacional concebido básicamente para utilizarlo de patrulla para la detección de incendios forestales y reconocimiento fotográfico. Biplano de una sola sección y construcción de madera, el Vedette tenía unidad de cola arriostrada y alas de madera revestidas de tela; el plano inferior se montaba directamente sobre el casco, con un flotador estabilizador en cada punta del ala. El avión contaba cabina de dos asientos lado a lado situada delante del plano inferior y otra gran cabina a proa para un observador/fotógrafo. Todo ello impulsado por un motor radial refrigerado por aire de 220 a 300 Hp montado bajo la sección central del plano superior.
A pesar de ser el primero, el Vedette fue el avión de Canadian Vickers que tuvo más éxito construyéndose 621 ejemplares de diversas variantes.
                                                   Canadian Vickers otros tipos
En la foto superior el elegante Canadian Vickers Vista (1927), al igual que en diseños similares el motor tuvo que ser colocado encima del ala, un motor radial Armstrong Siddeley Genet. Los datos conocidos indican una velocidad de 145 kmh con un peso máximo al despegue de 456 kg, una envergadura de 8.99 mt. y una longitud de 7.24 mt. 
Abajo izquierda el Canadian Vickers Velos. Hidroavión espacioso pero de tosca configuración sesquiplana, el único Velos fue una tentativa de producir un avión de vigilancia aérea, pero no demostró buenas prestaciones y careció de desarrollo posterior.
Abajo derecha el Canadian Vickers Vigil. Otro sesquiplano sucesor del Velos. Este también tenía tren de aterrizaje de patín de cola y ancha vía para la estabilidad en tierra; se caracterizaba por una muy buena visibilidad hacia abajo desde la cabina.