18/9/10

The MacRobertson Air Race, 1934 de Inglaterra a Australia

Si bien las carreras Scneider, Thompson, o Pulitzer eran de velocidad, el trofeo MacRobertson era simple y llanamente de resistencia. Se trataba de recorrer 11.330 millas (18.240 kms.) desde Londres a Melbourne cunpliendo una reglas.
Los participantes debían aterrizar en Bagdad, Allabad, Singapur, Darwin y Charleville. En la ruta habían pocas pistas de aterrizaje y las aeronaves carecían de equipos de navegación, solo contaban con el sistema de comunicación en código morse.

La carrera era patrocinada por el Sr.Robertson MacPherson e instigada por el alcalde de Melbourne Sir Harold Gengoult-Smith con motivo del centenario de la fundación de Melbourne.
Robertson era el fundador de la mayor empresa de confitería de la Commonwealth. Su compañía Robertson Ltd. ya había proporcionado financiación a otras aventuras como la expedición Mawson Antártida.
El premio para el ganador incluía 10.000 libras y una copa de oro. El patrocinador quería como condición que se diera toda la publicidad posible a sus productos.
Se inscribieron inicialmente sesenta y tres aviones en la carrera que quedaron reducidos a veinte, por problemas tales como la mecánica, falta de pilotos o financiación.
Cerca de Londres, en Mildenhall se dio la salida el 20 de Octubre de 1934.

Los participantes provenían de Gran Bretaña, EE.UU, Australia, Holanda, Dinamarca, Nueva Zelanda y Nueva Guinea. El interés del público fue inmenso acaparando todos los noticiarios, lo que dio en llamarse la "locura Mildenhall". Multitud de público se agolpaba para ver los aviones despegar.


La carrera organizada por el Real Aeroclub partiría del aeródromo de Mildenhall de la RAF en el este de Anglia, hasta el hipódromo Flemignton en Melbourne. Aparte de las arriba mencionadas paradas obligatorias había otras veintidós paradas opcionales para repostar combustible, aceite y provisiones.
El aeroclub fomentó la participación de los países visitados para que mejorasen sus instalaciones que ayudarían en la ruta.
                               El DC-2 de KLM participante en la carrera

     Réplica del original DC-2
Las reglas básicas eran: sin límite en tamaño del avión o potencia, sin límite al número de tripulantes, no se permitiría a ningún piloto unirse a la carrera (al avión) tras abandonar este Inglaterra. El avión debía llevar raciones de tres días por cada miembro de la tripulación aparte de señales de humo, flotadores e instrumental eficiente.

                           G.J. Geysendorffer, Pander S-4    MacRobertson Air Race 1934          

Había premios para el avión más rápido y para el de mejor funcionamiento y a su vez penalización para aquel avión que terminara la carrera después de 16 días. 
La fecha elegida  para la salida fue al amanecer (6,30h) del 20 de Octubre de 1934.

                         Fairey IIIF a su llegada a Melbourne el 24 de Noviembre de 1934
Aviones que no llegaron a participar fueron tres De Havilland DH 88 construidos para la carrera, dos de nueva generación de transporte americanos, de construcción completamente metálica y de pasajeros; y una mezcla de aviones de transporte ligeros y viejos bombarderos.

                    Boeing 247 Roscoe Turner y Clyde Pangborne
Cuando el equipo inglés formado por C.W.A Scott y T. Campbell, aterrizó en el aeropuerto de Darwin a bordo de su avión De Havilland DH 88 dos días, cuatro horas y treinta y ocho minutos después de despegar de Londres, se había recortado el tiempo en 4,5 días.
Otros aviones llegaron solo unas horas detrás.







El equipo ganador formado por
C.W.A Scott y T. Campbell.







                                                 El avión ganador del Air Race 1934

El Duglas DC-2 de KLM hizo un aterrizaje forzoso por una tormenta en Albury, y cientos de residentes salieron al campo de vuelo con las luces encendidas para que el avión pudiera despegar de nuevo. Scott y Cambell Black fueron los ganadores volando a través de los pilones a su llegada al Hipódromo de Flemington ante 40.000 espectadores.También  ganaron el premio al más rápido.

             Réplica del original DC-2 en vuelo

Los segundos y terceros en llegar fueron el transporte de pasajeros DC-2 KLM 2 Uiver con una estrecha ventaja sobre el Boeing 247, ambos completaron el recorrido en menos de un día después del ganador. Más tarde ese mismo año, el Uiver se estrellaba cerca de los Pozos Rutbah, llamados ahora Ar Rutba (Irak).
Ocho aviones no pudieron terminar la carrera. Gilman y Baynes murieron al estrellarse su Fairey Fox cerca de Fooggia (Italia)


La carrera tuvo gran importancia simbólica para Australia, al demostrar al mundo que estaba más accesible de lo que se pensaba a solo un par de días de Inglaterra. Levantó el ánimo a un público sumido en la post-depresión e hizo al nombre de MacRobertson familiar en todo el mundo.
Y sobre todo centró la atención mundial sobre Melbourne en el momento de su centenario.