18/8/10

Algunos detalles de viaje

Como buen aficionado a los temas aeronáuticos, no he podido dejar la cámara en casa cuando salgo de viaje y más tratándose de coger aviones.
No es mucho en un vuelo doméstico Ibiza-Alicante, pero si he podido tomar algunas fotos en ambos aeropuertos y en vuelo.
De todos modos cada vez es más difícil sacar fotografías en aviones y aeropuertos. Esta vez no se han esperado a estar en el aire; haciendo taxi hasta la pista a bordo de un CRJ 900 quise sacar un A330 de Air Berlin que habían aparcado al final de la plataforma y justo cuando me disponía a encuadrarlo me dijeron que no podía.
Yo le dije a la chica que aún estábamos en tierra, a lo que me respondió de bastante mala gana que era un dispositivo electrónico y que en cuanto se cerraban las puertas había que apagarlo como los móviles. No quise entrar en discusiones perdidas de antemano y guardé mi pequeña Olimpus compacta.
Así que me conformaré con mostrarlo de lejos, desde la terminal cuando se dirigía a su aparcamiento.
Siempre me ha llamado la atención que metan en el mismo saco a estos aparatos, con móviles que emplean ondas electromagnéticas, pero bueno cada día somos más rehenes de la supuesta y sobrevalorada seguridad.
Ahí van esas fotos.

   Esperando el embarque. Distintas compañías europeas que operan sobretodo en verano

    Este Dash 8 Q 300 luce nuevos colores de Air Nostrum

Despegando de Ibiza con vista parcial de las salinas y playas al sur de la isla a bordo de   Bombardier CRJ 200.
Este fabricante canadiense es el preferido de la operadora regional de Iberia.

               Giro de 180º y rumbo a Alicante. Vista del aeropuerto de Ibiza.

Tras un turbulento vuelo debido a las tormentas, que impidió el servicio de refrigerio   aparece la costa alicantina con un espectacular arco iris.

Desde la plataforma capturé esta foto de la nueva terminal casi acabada del aeropuerto de Alicante, aún por inaugurar.

   Airbus A330 de Air Berlin dirigiéndose a su aparcamiento.

                  De vuelta a Ibiza en este flamante CRJ 900. Fin del vuelo