7/6/10

Los locos 20 y 30 con sus correspondientes locuras.

Tras la licencia acabada la guerra del 14 a gran número de pilotos, antiguos combatientes en 1920, los EEUU tenían excedente de aviones que vendían a precio de saldo acabada la contienda.
Los Curtiss Jenny, De Havilland DH4 se vendieron a precios de risa. De este modo algunos pilotos desempleados podían hacerse con uno de estos aparatos por 300 $, cuando nuevos costaban cerca de 2000.
Estos personajes, solo tenían medio de ganarse la vida con los famosos espectáculos campestres, en ferias y exhibiciones haciendo cabriolas por el aire y asustando a campesinos y ganado; eran los apodados barnstormers. Por unos pocos dólares 4 o 5 podían dar bautismos de aire a los impresionados lugareños, tras haber visto sus evoluciones aéreas, y la verdad que tenían valor.

Eran tiempos de gestas y experimentos, todo estaba por testear, como en esta foto de prueba de reabastecimiento en vuelo.

Pero sobre todo locuras y locuras, que en nuestros días ya no tienen interés debido supongo a nuevos sistemas de entreteniemiento, pero que en aquellos años causaban sensación y eran la admiración cuando se veían sus hazañas plasmadas en la pantalla del cine.

Abajo una foto de los que no querían o podían pagar por ver uno de los espectáculos aéreos.
                                                    Habla por si misma.

Este video titulado  Vintage Barnstorming es representativo de las
heroicidades, locuras,  o hazañas que marcaron parte de una época de transición de entreguerras. Dura 10 minutos pero te quedas hipnotizado hasta el final viendo desde un colgado de los pies quitarse una camisa de fuerza, hasta una persona en el tren de aterrizaje que el avión la deposita arrastrando en el suelo sin más protección que su cuerpo, y por supuesto las chicas sin vértigo que en pié sobre las alas de los aviones atraviesan puentes por debajo como si tal cosa.
Sorprendente como todo lo de aquellos años.