14/2/10

Segunda guerra mundial

El frente oriental

La tripulación de un Tupolev Tu-2 soviético (bombardero de envergadura media) se prepara para una misión contra la fuerzas alemanas desplegadas en Rusia, a principio de los años 40.
 
Los soviéticos no diseñaron bombarderos con un propósito estrategico militar, sino que optaron por su utilización como artillería aérea.

Tripulación del Stuka


La fotografía muestra a pilotos alemanes junto a sus bombarderos Stukas, antes de empezar la segunda guerra mundial. Los Stukas también fueron empleados como artillería, dejándose caer en picado sobre el blanco.

Tora Tora Tora
Unas 365 unidades, entre cazas, bombarderos y aeronaves torpedo, despegaron desde seis portaviones nipones que operaban a una gran distancia de su pais de origen. El primer portaviones japonés se encargó en 1922 y en 1932 libró su primer combate aéreo sobre objetivos chinos, acometido desde el portaviones Kaga
 
Despedida a la tripulación japonesa fotografiada en el puente de un acorazado. 
 Los pilotos de los cazabombarderos A6M y B5N, a punto de despegar para abordar la misión de ataque sorpresa sobre Pearl Harbour.

Dia de Infamia
Marineros de la armada americana caminan aturdidos entre las ruinas del aeródromo de la isla Ford (Pearl Harbour) tras el ataque aéreo de los japoneses, el 7 de diciembre de 1941.
































Aproximadamente 2500 soldados entre marineros y pilotos estadounidenses, fallecieron en el llamado "día de la infamia" por el presidente Roosvelt. Asimismo se perdieron cinco buques de guerra y otros tres sufrieron graves desperfectos, a lo que hubo que sumar 188 aviones destruidos y 159 dañados de un total de 394 unidades.

Hacia Japón
Bombarderos Mitchell B52 despegan del potaviones Hornet en una misión con destino a Japón, donde arrojarían sus bombas sobre Tokyo, Yokohama, Kobe, Osaka y Nagoya.
 
El asalto agradó a EEUU y fué un ultraje para Japón, que ordenó retirar los bombarderos para proteger su territorio. Solo pudieron despegar gracias a una potencia equivalente a un viento de una velocidad de 50 nudos.
En 1942, años después de que la Marina estadounidense rechazara las ideas del general Billy Mitchell sobre la eficacia de los bombardeos estratégicos, consintió en poner el portaviones Hornet a disposición de las FFAA para dar un nuevo impulso a sus soldados destinados en el conflicto contra Japón.

 Esta expedición fué comandada por el teniente Col James "Jimmy Doolittle", uno de los primeros pilotos americanos que consiguió el trofeo Schneider, en 1925. En la foto superior a bordo del Hornet.