28/2/10

1953 a 1963 Los grandes aviones a reacción

En los años 50 los aviones militares a reacción ya eran empleados con normalidad.






En la aviación civil, el primer De Havilland Comet de la aerolínea BOAC (British Overseas Airways Corporation) no entró con buen pié en el año 52, ya que tras sufrir 3 accidentes en dos años, se optó por abandonar el proyecto.

Cuando en 1958 reapareció el Comet más potente y mayor, Boeing ya disponía de su gran competidor el B-707. La competencia era demasiado dura como para que las empresas fabricantes inglesas privadas pudieran rivalizar con las estadounidenses.

Por otro lado mientras el gobierno francés apoyaba a la monolítica Aeroespatiale, la mayor parte de los viejos nombres de la aviación británica se agrupaban en dos grandes empresas Hawker Siddeley y British Aircraft Corporation.

Nacimiento del Comet
Después de trabajar tres años en secreto, el Comet hizo su primer vuelo el 27 de Julio de 1949. Era un avión impresionante para la época, muy limpio aerodinámicamente hablando, con los motores empotrados en la raiz del ala que le daba una gran belleza de líneas.
 En 1951,. John Cunningham el piloto de pruebas esperando ver subir a sus invitados a bordo del Comet. Es el futuro y los yankis suben predispuestos contra él, sin embargo cuando bajan, su opinión será muy distinta.

Mientras las asociaciones de fabricantes aeronáuticos norteamericanos ponen grito en el cielo y los economistas aseguran que se trata de un avión carísimo (250.000 libras del año 1950 ) que además no es rentable, los directivos de las líneas aéreas americanas van a lo práctico y viajan a Hatfield, donde se construye la polémica aeronave.

Si la BOAC británica pone el avión en servicio, las aerolíneas americanas tendrán que hacer lo mismo o perder prestigio.


 
Despedida al De Havilland Comet en Mayo de 1952. Su vuelo inaugural llevó a 38 pasajeros recorriendo 2.800 kms a una velocidad de crucero de 800 kms/h 

 





El Boeing B-707 cambió para siempre el mundo de la aviación civil.
Fué el primer modelo a reacción aparecido en los EEUU. Entró en servicio de la mano de la PanAm en octubre de 1958, solo unos días después de que el modelo Comet 4 cruzara el Atlántico, siendo el primer reactor comercial en hacerlo.
 El B-707 se convirtió en la estrella indiscutible del transporte aéreo. Los viejos aviones a hélice volaban a cuatro millas/minuto, mientras este lo hacia a ocho. Tragaba más de 2 Km de pista para despegar, pero era una máquina formidable que había venido para quedarse

El B-707 ya había aparecido como prototito en 1954 llamado Dash 80. Este exitoso avión no tardaría en ser solicitado por las Fuerzas Aéreas Americanas en su versión militar KC-135 Stratotanker.

 
Embarcando en flamante B 707 de PanAm
En 1956, el primer avión a reacción francés, el Sud Aviatión Caravelle fué presentado como parte de la flota de Air France en el aeropuerto de Orly, donde el propio Charles de Gaulle lo bautizó con el nombre de "Lorraine".
El modelo disponía de 80 plazas con motores traseros.y pronto lideró el mercado del transporte aéreo.

     Caravelle

 
                                                                 Caravelles de Air France

    Aparecido en 1959 el DC-8 si se convertiría en un rival de peso para el B-707


                                                                Sorpresa rusa
Mientras el primer Comet estaba siendo remodelado, los franceses querían operar el Caravelle en 1959, los americanos apuntaban a mayor altura con sus grandes B-707 y DC-8, Rusia sorprendía al mundo occidental en 1956 con el reactor Tupolev TU -104, con sus 50 plazas, una remodelación del bombardero TU-16.. Apareció por primera vez en el londinense aeropuerto de Heathrow. Tupolev mejoró este modelo en 1959 con el TU-114 (foto superior) de hélices contrarotativas, rara vez vistas en el mundo occidental, pero muy populares en la aviación soviética por cuestiones aerodinámicas asociadas a la potencia de los motores.

                                            Tupolev Tu 104

 El ambiente era de abierta competición, mientras Bristol decía que el B-707 era técnicamente imposible y De Havilland luchaba por recuperar el tiempo perdido, llegó el escándalo.
El jefe de la policía secreta, general Serov se plantaba en Londres para organizar la visita del secretario general de la URSS, Kruschev en la capital británica a bordo del Tu-104 matrícula L-5402.
Con arrogante parsimonia, el Tupolev aparcó frente a la torre de control siguiendo al señalero de Heathrow. Los controladores no salían de su asombro ¡los rusos van por delante!.

Mientras británicos , norteamericanos y franceses, aún no habían podido poner un reactor de pasajeros en vuelo con plenas garantías, la URSS ya los tenía en servicio. Los teletipos volaban más que los aviones.



Ruido mucho ruido 
Los trabajadores de Vickers en Weybridge (Inglaterra) en Junio de 1962 tapándose los oidos durante el despegue del primer VC-10. Los cuatro motores Rolls Royce de este modelo hacían un ruido tremendamente molesto, no obstante al estar situados en la trasera del fuselaje, la cabina era más silenciosa que la de otras aeronaves  convencionales.
Con el tiempo el VC-10 se convertiría en un avión muy prestigioso empleado también como cisterna en la RAF.

El crecimiento del uso de  las avionetas
En la década de los 50, las avionetas tuvieron un boom en la demanda. El modelo estadounidense US Cessna se popularizó en todo el mundo, gracias al modelo 172 sacado al mercado en 1955.
           Fué durante mucho tiempo el cuatro plazas más popular de occidente.

Avionetas como esta de ala alta, propiedad de Moody Bible Institute, comenzaron a desempeñar trabajos de aerotaxi, al servicio de empresas que no deseaban acudir a los grandes aeropuertos.

1955 
Unidades de interceptores de cazas F-102 de la USAF, forman un llamativo contraste con las huellas de los neumáticos de los aviones.








Imagen tomada en California cuando se diponían a despegar en 1955 








VICTOR el victorioso
Handley Page Victor, el bombardero británico, fué una unidad de gran envergadura, integrante del grupo de bombarderos nucleares durante la guerra fría en los 50 y 60.

La versión B-2 del modelo de 1959, (abajo) contaba con una envergadura mucho mayor y con unas entradas para la ventilación de los motores Rolls Royce Conway más grandes que las del B-1 (Versión de 1952).







Se pretendía fundamentalmente, que las modificaciones hicieran más fácil la adaptación del transportador de la bomba nuclear Blue Steel, que podía ser lanzada a gran distancia de los posibles objetivos.





















Los Victors se utilizaron como repostadores de combustible aéreos durante la "guerra del golfo de 1991"
Poder con V
El Vickers Amstrong Valiant, fué el primer modelo de la compañía británica de bombarderos "V", realizaba tareas de fotoreconocimiento. (foto superior).
El segundo, el Avro Vulcan que entró en servicio en 1957 y fué el último bombardero "V" en ser retirado de  circulación, en 1992. El enorme avión en forma de delta equipado con potentes y precisos motores se ha convertido en una de las naves más vistosas del mundo. De hecho se han hecho esfuerzos para restablecer su vuelo.


Tu-95 "OSO"
Desde mediados los años cincuenta, la URSS contaba con un contingente de bombarderos de largo alcance empleados también en tareas de reconocimiento, que permanecieron en servicio hasta los años 90. 
Durante los setenta, este modelo TU-95 "Bear" (Oso) fué interceptado en las islas Feroe por un Harrier AV-8A de la marina Estadounidense. En 1972 se realizaron misiones regulares de vigilancia desde Cuba hasta la costa este de los EEUU por parte de dos Tu-95.

El Tu-16 "Badger" (Tejón) en el momento que es interceptado por un F-4 Phantom de la Marina USA sobre el mar de Noruega en 1964.
Es el antecedente del avión comercial Tu-104 que tanta sensación causó en Londres en 1956.

                                       1957 fotos familiares
 La Fuerza Aérea americana reunió una selección de sus mejores aeronaves de combate y misiones de apoyo, en el aeródromo de Air Providing Grounds en Florida en agosto de  1957.