20/1/10

Aquellos chalados en sus locos cacharros 3 (1914-1919)

Durante la 1ª guerra mundial miles de soldados perdieron la vida.
Las muertes de los pilotos en accidentes aéreos resultaban especialmente dramáticas, debido principalmente a la particular naturaleza del combate y el estatus de héroes que con frecuencia se otorgaba a dichos pilotos.





El piloto alemán de esta imagen falleció tras ser derribado e impactar contra el tejado de la casa.














Aviones de guerra
El flamante Nieuport II francés (en la foto inferior) aliado, se tomaba la revancha sobre los alemanes y su temible Fokker E111, primer avión de guerra en incorporar una ametralladora
sincronizada con la hélice.



En 1915 aparece el primer monoplano metálico, se trata del patrullero alemán Junkers J1.
Desde mediados de 1916 fué el bombardero alemán Gotha quien lideró los ataques sobre ciudades francesa e inglesas a gran escala.
El famoso Sopwith Camel de factura británica se comenzó a comercializar en 1917. Otro caza inglés el SE5A ofrecía un gran número de prestaciones tales como la velocidad, resistencia, armamento y de un único asiento.

                      Por otro lado el Fokker DVII (foto inferior) causó un gran daño a la RAF.


Ases de la guerra
Sin duda Roland Garrós fué el primer AS de la aviación francesa, e inventor de la metralleta  capaz de disparar a través de la hélice sincrinizándose con ella. Un compatriota suyo René  Fonk  fué considerado el mejor piloto de la guerra. Charles Nugesser (foto inferior) fué derribado en varias ocasiones pero sobrevivió a la guerra. Albert Ball con solo 20 añosencontró la muerte en 1917.

               Teniente Charles Nungesser                                          Albert Ball

Zeppelines
El conde Von Zeppelin consiguío a principios de siglo que sus dirigibles fuesen el orgullo de Alemania. Consiguió volar su primera aeronave el LZ1 en 1900, y en 1906 diplomáticos de la Reichstag asistieron al lanzamiento del LZ3 en el lago Constance.


La flota aérea británica Royal Navy Air Service, no esperó a ser el blanco de los Zeppelines; el 21 de noviembre de 1914 tres AVRO 504 de la RNAS despegaron de de belfort en Francia y volando unos 200 kms en dirección al valle del Rin, atacaron las inmensas naves industriales que almacenaban Zeppelines en Fredrickshafen, causando grandes destrozos.
Cada avión arrojó cuatro bombas de 90 kg, que no solo hicieron estragos en las naves sino en la planta adyacente donde se almacenaba hidrógeno.
Los ataques desde Zepelines causaron la mayor parte de daños de la primera guerra mundial. Londres fué atacada sin cuartel.


No obstante la defensa aérea inglesa mejoró y los dirigibles resultaron blancos prfectos para los cazas de la RNAS.
Los ataques  más importantes de Zepelines sobre objetivos londinenses finalizaron en Octubre de 1916.

Primeros pasos desde portaviones
E.H. Dunning consiguió el primer aterrizaje sobre un portaviones el 2 de Agosto de 1917, a bordo de su Sopwith Pup subre la cubierta del HMS Furious. La maniobra fué extrema pues contaba con fuerte viento en contra careciendo de toda ayuda de la tripulación.

Cinco días después repetir la hazaña le costaría la vida.

El HMS Furious demostró su valor estratégico como portaviones cuando alcanzó la costa alemana en 1908, y desde allí sirvió como lanzadera para siete unidades de Sopwith Camel, destinadas a destruir Zepelines en sus hangares de Tondern.
 HMS Furious

Crece el lujo a bordo
A finales de 1919, intentando competir con el transporte de viajeros por barco y tren, entre Londres y Paris, Handley Page desarrolló su avión comercial Pullman, con capacidad de 14 asientos y una esmerada decoración a base de cortinas, cojines y candelabros.

   La ruta de Londres-Bruselas ofreció el primer servicio de comidas a bordo de un avión, al precio de media libra por bandeja.


               Interior del lujoso Pullman
 
Un biplano de Farman Goliat 1916

Biplano aleman durante la 1ª guerra mundial fotografiado en 1916

                                  Languedoc entre montañas francesas














  Biplano desconocido 1916

        En Egipto en 1932
                Hawker Hart en Langley (Reino Unido) en 1952

                                    Biplanos Ingleses en 1916













Y los abnegados mecánicos de aviones a los que nunca faltaba trabajo.
                        Avro 504N
                                    AVRO 539A en 1919
                   Avro baby en 1919

                Bristol
                                                De Havilland DH 60 Moth
                                                      De Havilland DH 4A    
                                                                       DH 9 1926
 
                     DH 66 
                      Otra vista del DH 66 Hercules
              Fairey Fox con motor Kestrel en 1926


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      Graham White en 1911 con su biplano "New Baby"